Qué clase de líder eres y que impacto ejerces en tu caballo

0
La investigación sobre el liderazgo en la sociedad humana se ha centrado principalmente en las relaciones laborales, especialmente entre los directivos y los trabajadores. Las primeras investigaciones se centraron en cómo hacer que los trabajadores fueran más obedientes, útiles, productivos y eficientes y también se pensaba que algunas personas eran mejores líderes que otros.
Más recientemente, el liderazgo se ve como una propiedad que emerge de la relación entre individuos. Además, la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores se valoran más que nunca, y el liderazgo, ahora, conlleva además grandes responsabilidades en cuanto al bienestar del trabajador.
Entonces, ¿sabes cómo tu estilo de liderazgo influye en las personas y caballos con los que te relacionas?
Los líderes de hoy no nacen, si no que se crean, de ahí la proliferación de libros, seminarios en línea, vídeos y cursos sobre liderazgo, incluyendo las formaciones de liderazgo asistidas con caballos.
En cuanto a los caballo, los entrenamientos durante el siglo pasado han seguido unas tendencias similares. El objetivo era que los caballos trabajaran más duro, más rápido y durante más tiempo. Actualmente nos empieza a preocupar que los caballos sean mentalmente sanos, y en competición, que se conviertan en los “atletas felices” a los que se refiere la FEI.
El hecho de que percibamos que un caballo domina a otro, no significa que sea un caballo dominante. Del mismo modo que en los humanos, que el liderazgo puede verse como algo que hacemos, no como lo que somos.
Pero, ¿qué es el liderazgo, exactamente? Se han escrito muchos libros sobre el tema, que abarcan el liderazgo como un atributo, personalidad, rol, efecto o comportamiento, por nombrar algunos.
El liderazgo, a menudo se redefine como la capacidad de influir en el comportamiento de otro ser, así que los avances en la ciencia de la equitación han publicado una declaración sobre el uso / mal uso de los conceptos de liderazgo y dominancia en el entrenamiento de caballos,
Todas las formas de entrenamiento de caballos se pueden ver como intentos de influir en ellos: para tener un impacto en su comportamiento, movimiento o simplemente para mejorar su salud y bienestar.

 En este artículo, vamos a considerar los tres tipos de liderazgo más usuales en el mundo ecuestre: liderazgo carismático, liderazgo transformacional y liderazgo transaccional.

Debido a la creciente preocupación sobre el sometimiento en los entrenamientos de los caballos, necesitamos formas de liderazgo que no impliquen intimidación y necesitamos un liderazgo efectivo para eliminar esta mala práctica.

Ningún estilo es intrínsecamente”bueno” o “malo” aunque es evidente que un tipo de liderazgo positivo fomenta la motivación del caballo, por lo tanto, mejora el rendimiento y su bienestar. Por el contrario, un liderazgo negativo puede crear estrés, miedo, reacciones violentas e incluso depresión.

Liderazgo Carismático

El líder carismático es el estilo de liderazgo más llamativo en el mundo de los caballos. El carisma es un rasgo de la personalidad que dota, a quien lo tiene, de un atractivo y de un poder tal que le diferencia de los demás posicionándolo en un rango superior y por ello apto para ejercer el liderazgo.

Hacen que las personas se sientan capaces de lo que se propongan, dándoles esperanza. La mayoría de los jinetes están pendientes de ellos, sean cercanos o internacionales.

Con los años, los líderes carismáticos han marcado una tendencia en el entrenamiento y en los hábitos de manejo de los caballos y la equitación. A pesar de ser a menudo parte de una tendencia creciente de personas con ideas afines, los líderes carismáticos a menudo se convierten en los testaferros de un movimiento. Seguro que a todos, al leer estas lineas, nos vienen a la cabeza algunos nombres de profesionales destacados.

Aunque los líderes carismáticos suelen atraen mas a las personas que a los caballos ya que algunos caballos desconfían de ellos.

Liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional se asocia con el liderazgo carismático, ya que ambos inspiran a sus seguidores, aunque los líderes transformacionales no siempre son carismáticos. Mientras que las creencias y prácticas de los líderes carismáticos a menudo se siguen sin cuestionar, los líderes transformacionales trabajan con las personas para ayudarlas a superar sus propias expectativas.
En cuanto a la relación con los caballos, si alguna vez has aumentado las capacidades mentales y físicas de un caballo, es muy posible que hayas sido un jinete transformacional.

Liderazgo transaccional

El liderazgo transaccional toma su nombre de la idea de una transacción, es decir, una acción, que se puede convertir en una recompensa o en un castigo (por ejemplo, zanahorias o fusta).
Los resultados de los estudios en caballos y humanos sugieren que el refuerzo positivo es importante para un liderazgo efectivo y sostenible.
Los elementos de liderazgo transaccional se pueden identificar en el entrenamiento de refuerzo positivo, como el entrenamiento con el clicker, en el que se le da algo al caballo que experimenta positivamente, como una zanahoria.
También se pueden ver en los métodos tradicionales de entrenamiento de caballos mediante los cuales se usa un castigo: refuerzo negativo, momento que el caballo experimenta negativamente, como un fustazo por ejemplo.
Los resultados de algunos estudios en caballos y humanos sugieren que el refuerzo positivo es importante para un liderazgo efectivo y sostenible.

 “Espere mucho, acepte un poco, recompense lo más mínimo”, Pat Parelli

Para recompensar al menor intento, debes estar buscándolo. No se trata de buscar lo positivo e ignorar los aspectos negativos, sino de estar atentos a lo que personas y caballos están intentando hacer. Es en ese momento en el que vamos a encontrar las mejores oportunidades para conseguir una estrecha colaboración.

About Author

Eva Cano

Directora de Équisens
Especialista en comportamiento equino
Profesora de equitación equilibrada y monta a la amazona

Comments are closed.

X