Entrevista a Elisabeth de Corbigny

0

Elisabeth de Corbigny, nacida en Francia, ha trabajado incansablemente con caballos de todas las razas, edades y disciplinas durante más de 20 años para ayudarlos a comprender la equitación. Tiene su propia formación con estudiantes de todo el mundo. Aunque podríamos decir que fue casi por casualidad que se dedicara a los caballos, ya que no era su idea inicial ni tampoco venía de una familia con tradición ecuestre, pero el destino o lo que fuere hizo que dedicara su vida al mundo equino.

Desde entonces, ha dedicado su tiempo a la formación profesional de entrenadores y jinetes, trabajando con más de 2000 caballos para ayudarlos a lograr grandes avances, en muy poco tiempo y sin estrés.

Ha realizado numerosas demostraciones en ferias internacionales, es autora de 4 libros (3 traducidos al español: Doma Natural 1, 2 y 3), ha publicado varios DVD didácticos. Es apasionada e incansable, y acaba de lanzar su último DVD «La genialidad del caballo» donde podemos apreciar su constante evolución junto a una visión que nos llama a reflexionar sobre la forma de entender y tratar a nuestros compañeros equinos.

Antes de entrar en tu método, ¿cómo definiría la Equitación Etológica? ¿quieres decir que es una equitación basada únicamente en el comportamiento del caballo o hay algo más que te gustaría destacar? 

La Equitación Etológica es la suma de los principios de la equitación tradicional (descritos en todos los libros de equitación), con los conocimientos recientes recogidos en Etología Equina: necesidades de los caballos, cómo se comportan y aprenden … etc. Para mí, la mejor forma de explicarlo es llamarlo “Ecole du Cheval” (”Escuela del Caballo”): cuando se habla de caballos de deporte que tienen que ser preparados para la competición, sea salto o doma o cualquier deporte ecuestre, antes de que lleguen ahí y si queremos preservar el bienestar del caballo, es realmente necesario que cada caballo vaya a la escuela con un programa especial, utilizando la ciencia equina moderna: los caballos tendrán que aprender con esfuerzo; Tendrán que aprender nuevos comportamientos y movimientos, para aumentar su potencial físico, mental y emocional en equilibrio . Primero, equilibrio emocional: significa aprender a lidiar con el miedo y cambiar su respuesta natural a la presión que es: huir, luchar o congelarse; Esto requiere situaciones educativas, como en la escuela! En segundo lugar, el equilibrio mental: los caballos deberán aprender a concentrarse y a mantener su atención en lo que preguntan o piden los jinetes, pase lo que pase a su alrededor. Tendrán que aumentar sus habilidades mentales aprendiendo a analizar y responder adecuadamente a las señales de los jinetes, dando la respuesta adecuada más rápido, con energía y motivación. En tercer lugar, el equilibrio físico: todos los caballos deben aprender a llevar a su jinete sin dañarse la espalda y los aplomos, lo cual NO ES POR NADA NATURAL: ¡se aprende! Tienen que fortalecer sus músculos, utilizando ejercicios de estiramiento y acortamiento. Tendrán que aumentar su agilidad física, moviéndose rápido o lento, largo o corto, adelante o atrás, derecha o izquierda, arriba o abajo, a un aire en concreto, en una posición especial, en un movimiento especial y en una dirección especial … manteniendo el equilibrio en todas las situaciones;););) !!! esto es deporte!! Si simplemente cambiamos la forma en que se lo enseñamos a los caballos, entonces los deportes ecuestres no serán nada abusivos ni perjudiciales para los caballos: el futuro está ahí y estoy convencida de que podemos montar Y respetar el bienestar de los caballos

¿Qué criterio utilizas al empezar a trabajar con un caballo? ¿utilizas un patrón común que adaptas en cada caso o según las observaciones que haces, decides empezar de una forma u otra?

El principal criterio que siempre utilizo al comenzar a trabajar con un caballo, es la cantidad de estrés que expresa este caballo en particular: trato de adaptarme siempre al esfuerzo físico, mental o emocional que ese caballo puede manejar razonablemente, sin dar signos visibles de estrés y / o dolor (lo cual es muy diferente de un caballo a otro). ¿Por qué? Simplemente porque si no lo hago, lo único que consigo es perder el tiempo. Ningún caballo puede aprender y memorizar correctamente la lección si trabaja bajo demasiado miedo y / o dolor: cuanto más miedo o dolor sufren, más se distraen y más veces tendré que repetir la misma lección al día siguiente! Hablando de cómo construir mi patrón, como somos maestros para nuestro caballo, siempre deberíamos tener un “Plan de lección”, como un programa de formación para ese caballo en específico, una especie de escalera con una meta, un punto de partida y todos los pasos de aprendizaje intermedios. Si observamos al caballo, entonces podemos “leer” fácilmente las señales que nos da y seguir la forma más sencilla para que aprenda lo que necesitamos que aprenda. Por ejemplo, si empiezo con el trabajo pie a tierra (lo que siempre hago antes de montar caballos de salto o doma que nunca he montado) mi objetivo sería, en el 99,9% de los caballos deportivos, enseñarles a responder mejor a la embocadura: si se resisten, si pelean o si evitan la presión, entonces, NO RESPONDERÁN al contacto y se interrumpirá la comunicación útil entre boca y mano … Entonces, si elijo un ejercicio, pie a tierra o montado, siempre debería estar relacionado con la necesidad de este caballo en particular. Observando y midiendo el nivel de respuesta de ese caballo en concreto, que cuando puedo adaptarme y elegir un ejercicio u otro, no porque yo lo necesite o porque me guste o porque sea “mi método”, sino porque es el adecuado para ese caballo en particular.

Tu método incluye el trabajo en libertad, el trabajo de base, el trabajo montado … ¿tienen todos la misma importancia o destacarías uno por encima de los demás?

Siempre me gusta destacar que el método EdC no es el objetivo. El método EdC es solo una forma de alcanzar la meta y todos tenemos tendencia a confundir objetivos y medios … nuestro principal objetivo sigue siendo cómo practicar una buena equitación con nuestros caballos, preservando su bienestar y ayudándolos a mejorar su estado físico / mental / equilibrio emocional. La forma de lograr este objetivo es como un catálogo enorme con cientos de páginas y ejercicios. Utilizo diferentes capítulos, que son: trabajo en libertad, pie a tierra y trabajo de educación con cabezada, trabajo con brida, a la cuerda, riendas largas y trabajo montado. ¿Por qué? ¡Porque es el mejor programa que puedas imaginar para que un caballo salvaje se convierta en un buen caballo de escuela en un centro ecuestre, montado por un jinete principiante! Pero como dije antes, es solo un programa de enseñanza, y ha sido diseñado para que cada caballo, en cada sesión, pueda hacer un progreso enorme, eficiente y mesurable, en muy poco tiempo, sin uso del dolor o del miedo. Trataré de explicarlo de otra manera: mientras montamos, todos queremos que nuestros caballos mantengan el equilibrio “entre las ayudas del jinete”: entonces ponemos dos manos en la boca del caballo y dos piernas en su cuerpo, y “soñamos” que nuestro caballo piaffa, hace el passage o cambia de mano, solo porque somos buenos jinetes y usamos las ayudas adecuadas y cambiamos nuestras señales … Pero si solo observamos a los caballos trabajando, podemos leer fácilmente cuánto luchan para alcanzar el objetivo … Los caballos pueden aprender, todos tienen un potencial muy grande para desarrollar sus propios recursos físicos, mentales y emocionales, pero nosotros, como jinetes, tenemos la responsabilidad de construir programas de enseñanza que satisfazcan las necesidades del caballo … El trabajo pie a tierra y en libertad son solo formas diferentes de reducir la dificultad al ser montado, enseñándole fácil y rápido al caballo cómo mantenerse en un movimiento específico, entendiendo las señales del jinete.

¿Crees que el proceso de aprendizaje más efectivo para el caballo se basa en la repetición de los ejercicios? Y si no, ¿qué método de trabajo consideras más eficaz y por qué?

Mis frases favoritas de John Lyons son: «demasiado azúcar en el café arruina el café» y «demasiada repetición crea agravamiento»… Afortunadamente, debido a todas las investigaciones científicas, ahora sabemos cómo aprende el caballo: el Dr. Andrew McLean fue el primero en explicarnos cómo utilizar las teorías del aprendizaje (Pavlov y Skinner) y aplicarlas en equitación. Cuando repetimos y repetimos un ejercicio porque necesitamos satisfacer NUESTRA necesidad de hacer algo que sabemos, entonces el caballo piensa inmediatamente “mi respuesta no es la que esperaba: estoy equivocado, intentaré otra cosa!” y la repetición se convierte en la mejor manera de arruinar la motivación y el rendimiento de tu caballo … Es como hacerle a una persona la misma pregunta una y otra vez, ella da la respuesta correcta y luego sigues preguntando una y otra vez … Es como mantener tus piernas en el cuerpo del caballo cuando trota: muy pronto, lo dejarás sordo a tus piernas y necesitarás espuelas o látigos para generar energía … Ahora, lo que realmente funciona de manera muy eficiente con los caballos es el “Lyons’way ”: John Lyons fue el primero en mostrarnos cómo usar los estímulos“ aversivos ”(ayudas del jinete: piernas, manos, riendas, etc.) de una manera“ inteligente ”, utilizando una pequeña cantidad de presión mantenida, mientras el caballo «piensa», hasta que responde: esto se llama «respuesta condicionada» en programa de enseñanza. Usar refuerzo positivo (agregar un estímulo confortable) y refuerzo negativo (eliminar un estímulo aversivo) es la forma más rápida y fácil que conozco, para que el caballo entienda cómo responder a nuestras señales para aprender un nuevo movimiento. Entre el caballo y el jinete se crea una asociación en la que el caballo aprende y luego MANIFIESTA el movimiento con señales de ligereza, en lugar de que el jinete “haga que el caballo se mueva” con señales fuertes, dolorosas y estresantes. Todos soñamos con ligereza y armonía en nuestra equitación, y este “programa de entrenamiento de respuesta condicionada” lo permite desde el primer día de la monta, hasta llegar a nivel de “gran premio” …

Cada vez se realizan más estudios científicos que nos brindan más y mejor información sobre cómo son los caballos, ¿consideras importante tener en cuenta los resultados de estos estudios a la hora de aplicar tus métodos de enseñanza?

Es muy importante que cada jinete se sienta responsable de incrementar su propio nivel de conocimiento, ya sea en Etología Equina, como en neurociencias, biomecánica, teorías del aprendizaje y del comportamiento o muchas otras materias … Hoy en día somos muy afortunados, ya que tenemos libre acceso al conocimiento … y por otro lado, todos sabemos que la ciencia siempre ha seguido y muy pocas veces precede a la experimentación empírica. Por eso he dedicado mi vida a buscar cómo “mostrar, demostrar y probar” el genio y el talento de cada caballo. Incluso si, en 2021, no podemos explicar exactamente cómo el caballo aprende, sí podemos mostrar y demostrar que LO HACEN RÁPIDO, MUY MUY RÁPIDO … y desde ese punto de partida experimental, mejoraremos poco a poco, y aumentaremos nuestro conocimiento para comprender cómo y por qué … Llevamos los últimos veinte años (tal vez algunos más;) intentando comprender por qué y cómo aplicar las teorías del aprendizaje en nuestra forma de montar y enseñar equitación a nuestros caballos. Pero todavía queda mucho por hacer, para ayudar a los jinetes a comprender mejor cómo comunicarse con su caballo, de una manera suave, inteligente y eficiente, para que el caballo entienda lo que se le pregunta y pide y responda con motivación, energía, generosidad,  ligereza, fluidez y equilibrio, como si un ejercicio como piaff o cambio de mano le fuera fácil, el jinete diría: “por favor caballo, ¿me podrías dar una pirueta por la derecha?” y el caballo respondería: “¡sí! ¡Te la doy ahí mismo” facilísimo!!  Entiendo lo que me preguntas: ¡¡no necesitas obligarme a hacerlo!! ;);) … y esto es lo que me motiva al despertar cada mañana y seguir trabajando duro, tratando de aprender de los caballos lo que ellos están tratando de enseñarme!!

¿Qué futuro crees que le espera al deporte ecuestre teniendo en cuenta los criterios de bienestar y la competición de alto nivel?

¡Mi tendencia natural es ser positiva y tener confianza en el futuro! Por supuesto, mirando las técnicas de entrenamiento que se utilizan hoy en día, no podemos ignorar que efectivamente existe una emergencia, para que todos nosotros, como jinetes, cambiemos nuestros comportamientos … todos somos responsables del bienestar de nuestros caballos, y todos necesitamos ser más conscientes de cómo los tratamos: si miramos las estadísticas, nadie puede negar que hay demasiados caballos lesionados, echados a perder y descartados, lo que significa que los programas de entrenamiento no están adaptados. Tenemos que mejorar, tenemos que ser innovadores, para encontrar mejores formas de lograr las mismas actuaciones pero con caballos “más felices” (IEF) … o corremos el gran riesgo de que algún día la equitación se prohiba … Soy muy dedicada y una fuerte partidaria de la equitación y los deportes ecuestres, porque sé que realmente podemos construir algunos «momentos mágicos» para los jinetes pero también para los caballos: como cualquier otro ser vivo, los caballos tienen un deseo y una necesidad naturales de crecer y desarrollar nuevos potenciales. Siguiendo la filosofía de Spinoza, ¿por qué negar a nuestros caballos la “alegría” que trae crecer, aprender, entrenar y descubrir cosas nuevas en nuevos entornos, que nunca descubrirían sin humanos y jinetes? Tratando de ser honesta, esto es lo que puedo leer en los ojos del caballo: “tú, humano, te permito que me enseñes equitación y estoy dispuesto a darte todo mi potencial deportivo, pero POR FAVOR, trátame humanamente: no seas grosero conmigo, no abuses de mi, no me insultes, sé educado y te daré todo lo que pueda ”… Mi elección es positiva y optimista: en lugar de criticar lo que hacen otros jinetes y entrenadores, intento poner toda mi energía y esfuerzo en construir nuevos programas de entrenamiento, que permitan a cada caballo aumentar su potencial y desarrollar sus propios recursos, respetando su bienestar físico, mental y emocional. 

¿Consideras que los centros ecuestres en Francia cumplen los requisitos básicos de bienestar?

En Francia y en muchos otros países, hay mucho por hacer y todos tenemos que mejorar en un futuro próximo: gracias a las recientes investigaciones científicas en los últimos veinte años, ahora conocemos las necesidades de los caballos en términos de espacio para pastar, libertad de movimiento, interacciones sociales, buena comida … La mayoría de los propietarios de hoy en día, evitan mantener a los caballos encerrados en los establos todo el día porque saben que eso arruina la salud del caballo, causandoles problemas de comportamiento, daños pulmonares y digestivos. Los jinetes intentan proporcionar a sus caballos pastos, pastar con otros caballos, jugar y pasar un buen rato al aire libre, revolcándose y moviendo sus cuerpos … Pero ahora estamos en 2021: lo que necesitamos agregar a esta lista es otro paso: los caballos necesitan del humano un buen entrenamiento y ejercicio. Se ha demostrado que con el deporte y las actividades físicas se incrementa el bienestar humano: los ejercicios físicos son buenos para nuestra salud, buenos para nuestro espíritu y estado de ánimo y todo ello está directamente relacionado con nuestra capacidad para vivir una vida feliz, llena de alegría y nuevos descubrimientos. ¿Por qué deberíamos negarles el acceso a los caballos? ¿Por qué pensamos que los caballos no lo merecen? ¿Por qué debemos forzarlos y abusar de ellos en nuestro entrenamiento, cuando ahora sabemos que no necesitan ser forzados ni ser abusados? ¿Por qué es tan difícil para la mayoría de los jinetes creer que los caballos son capaces de analizar datos y tomar buenas decisiones mucho más rápido que los humanos? Por eso he dedicado mi propia vida a este propósito: buscar y descubrir nuevas formas o mejores formas de entrenar caballos de una manera tierna, suave, educada y humana, respetando los requisitos de bienestar y poniéndolos en práctica dentro de la equitación.

¿Cómo te gustaría ver el mundo de los caballos en el futuro?

¡Whoahh! ¡¡Me encanta esta pregunta!! Se trata de un sueño hecho realidad y, como jinetes, todos tenemos el mismo sueño: ¡montar como si tú y el caballo fueran un centauro! La buena equitación no es nueva: la equitación buena y justa ha sido descrita en muchos libros por muchos autores, antiguos y modernos, y todos dicen lo mismo. La pareja (caballo / jinete) debe verse como un solo cuerpo: cada movimiento debe verse fácil, con ligereza, fluidez y armonía, manteniendo la imagen elegante, mientras se logra un alto nivel de energía, potencia y fuerza … Nada nuevo para el futuro, no necesitamos reemplazar estas viejas frases por otras, todo lo que necesitamos es ponerlo en práctica ;);) Y lo único que se necesita cambiar es cómo los jinetes ENSEÑAN equitación a sus caballos: el entrenamiento es bueno, ¡Pero enseñar es más inteligente! Buenos programas y buenos modales hacen que un jinete promedio tenga resultados mucho mejores en un caballo promedio que unos jinetes muy buenos que usan la fuerza, tienen programas de entrenamiento deficientes y un comportamiento humano deficiente en caballos deportivos muy caros. Ahora, si cierro los ojos y sueño, veo en todos los centros ecuestres jinetes capaces de enseñar a su caballo una buena gimnasia (movimientos laterales y transiciones: ¡nada nuevo!), sin fuerza, utilizando el entrenamiento de respuesta condicionada: siendo “educados», pidiendo «por favor» y»dando las gracias» a su caballo, entonces el caballo responderá las señales rápidamente, entendiendo lo que se le pide y «dando» el movimiento, lo que lo mantiene elegante, en lugar de ser un movimiento forzado, algo que se hace horrible de ver. En el futuro, reemplazaremos la repetición por la creatividad. Los jinetes jugarán con todas las combinaciones de movimientos, como en una pista de baile, elevando todos los días el nivel de rendimiento del caballo, sin signos de cansancio o sufrimiento, el caballo se volverá cada día un poco más fuerte y más flexible, manteniendo su motivación y tranquilidad durante toda la lección. Y sé que no es solo un sueño: ahora estamos caminando en esta dirección y mañana, la equitación justa será divertida tanto para los caballos como para los jinetes, ¡como bailar juntos!

El genio del caballo de Elisabeth de Corbigny

About Author

Mar Roig Alegre

Clínic USA con Josh Lyons
Formación professional en Francia
Equitación Ethológica 1 Elisabeth de Corbigny

Comments are closed.

X