Síndrome del túnel carpiano en jinetes: detección y tratamiento

0

El dolor de muñecas es una afección relativamente frecuente en deportistas y trabajadores que usan mucho el tren superior. Y aunque las razones y orígenes del dolor pueden ser muy variadas, en este artículo abordaremos el conocido y polémico síndrome del túnel carpiano (STC).

¿Qué es el STC?

El STC es el resultado de la opresión del nervio medial a la altura de la muñeca. La opresión puede deberse tanto a la inflamación del propio nervio como a la compresión en la zona del túnel carpiano (ver imágenes para un mayor detalle). A menudo ocurren ambas cosas a la vez.

Síntomas:

Se suele manifestar por irradiar dolor des de la muñeca hacia el dedo gordo, índice, medio y la mitad del dedo anular que colinda con el dedo medio. También suele ir acompañado de cosquilleos y sensación de adormecimiento de la zona afectada.

Causas:

En los años 90 estaba muy de moda decir que largas horas de oficina causaban el STC, aunque hoy en día con los avances en ergonomía presentes en todos los ordenadores y escritorios esta causa es menos frecuente. Sin embargo, la manipulación de pesos pesados, herramientas que necesiten un agarre manual exigente, utilizar herramientas con mucho impacto y/o vibraciones o acciones prolongadas que impliquen tener los dedos cerrados en posición de agarre y en tensión sí que están considerados como factores de riesgo para el STC según la base de datos de seguridad laboral nacional de USA. Pensad un momento en la relación que pueden tener estos factores de riesgo con por ejemplo: llevar agua y sacos de pienso, utilizar la horca para poner paja y hierba, clavar puntales con un mazo para vallar un campo o tener los dedos cerrados y en contacto con las riendas durante horas. Coincide todo ¿verdad?

Valoración ¿cómo se si padezco STC?

Afortunadamente existen algunos tests muy sencillos que pueden ayudarte a hacer una valoración (para un diagnóstico tendrás que referirte a un profesional) para ver si existe o no la posibilidad de padecer el STC.

Test nº1:

Coloca los antebrazos paralelos al suelo, y las muñecas dobladas a 90º con los dorsos de ambas manos en contacto tal y como se muestra en la imagen. Si sientes dolor, molestia o hormigueo en el territorio del nervio mediano antes de los 30 segundos, vamos a tener un signo positivo de STC.

Test nº1.2:

Prueba el mismo ejercicio pero con las palmas de las manos mirando hacia arriba tal y como se muestra en la imagen. En el caso concreto de la imagen las palmas no se tocan en su totalidad, esto es una clara bandera roja.

Test nº2:

Reposa el brazo en taco-muslera, de forma que la muñeca se encuentre ligeramente extendida. Con la otra mano tienes que dar unos golpecitos en la parte baja de la palma, en la zona del túnel carpiano y recorrer unos dos o tres centímetros hacia el codo percutiendo con suavidad. Si notas hormigueo, dolor o adormecimiento, nos encontramos delante de otro signo positivo de STC.

Bueno, hemos llegado al punto crítico. Si el dolor es muy agudo, lo mejor será que te refieras a un especialista. Si el dolor es soportable pero te impide montar con total normalidad, y además has realizado los tres tests y te han dado resultados positivos… ¡sigue leyendo!

Los ejercicios que os dejo, son para ser introducidos en una sesión ordinaria con vuestros caballos, aprovechando los momentos en los que tengamos que ceder rienda o dejar descansar al caballo para implementarlos. Primero tenemos que hacer un calentamiento, la propia sesión nos servirá como calentamiento y movilización aunque también puedes probar lo siguiente: busca el contacto del caballo durante unos 2-3 segundos y suaviza hasta que el caballo baje la cabeza, vuelve a buscar el contacto, repite el ciclo a lo largo de una vuelta a la pista ¡verás qué bonito es hacer terapia conjunta!. Repite lo mismo a la otra mano. Intenta ver este ejercicio como una forma de ganar tacto y de relajar el cuello de tu caballo, preparándolo para los siguientes ejercicios:

Ejercicio nº1. Movilización neuronal. Cuando ya hayas hecho un rato de reunión-estiramiento con el caballo a cada mano, intentaremos hacer lo mismo con tu sistema nervioso. Este ejercicio busca poner todos los nervios en tensión y acto seguido relajarlos. No se trata de estirarlos sino de movilizarlos. Empezamos estirando el brazo con la palma mirando para arriba, y el hombro a 90º. Flexionamos la muñeca a 90º como en la imagen, y aquí comienza el ejercicio.

De esta posición, sin prisa flexionamos el codo a la vez que extendemos la muñeca, de tal forma que lleguemos a la posición de la siguiente imagen:

Ejercicio nº2. Estiramiento de los flexores de la muñeca. Extiende el brazo con la palma mirando hacia adelante. Busca el pomo de la silla y reposa allí los dedos. Dobla la muñeca hasta que notes tensión en el antebrazo. Deja que el mismo paso del caballo sirva para modificar ligeramente la tensión del estiramiento. Aguanta entre 20 y 30 segundos y repite tres veces. *Mucho cuidado con éste ejercicio, como en todo ejercicio de carga neural alta hay que ir despacio, con suavidad y sin movimientos bruscos.

Ejercicio no3. Estiramiento de los flexores de la muñeca II. Cuando tengas el anterior ejercicio asimilado, pasa a éste. Asimilado no significa que lo sepas hacer sino que tu cuerpo lo acepte sin dolor, recuerda que es un ejercicio de alta carga neural. Coloca el brazo en forma de asa de vasija, con el codo arqueado (no en ángulo recto) y el pulgar mirando hacia atrás. Apoya los dedos en el borde externo de tu coxis y estira la muñeca, lentamente, hasta que notes tensión. Deja que el mismo paso del caballo sirva para modificar ligeramente la tensión del estiramiento. Aguanta entre 20 y 30 segundos y repite tres veces.

About Author

Marc Elmeua

Graduado en Ciencias de la actividad física y deporte (INEFC-Barcelona)
Máster en Alto rendimiento deportivo (Northumbria University, Inglaterra)
Candidato doctoral en Ciencias equinas (Primorska University, Eslovènia)

Comments are closed.

X