Comportamientos naturales y domesticados de caballos y jinetes

0

Diariamente pedimos a nuestro caballo ejercicios que, desde nuestro punto de vista nos pueden parecer ‘naturales’, pero lo cierto es que para los caballos no lo son.

Generalmente el comportamiento natural de los equinos no sirve para practicar una equitación segura con ellos igual que el comportamiento natural de las personas no sirve para educar a los caballos.

Hay que tener en cuenta que tenemos que adiestrar al caballo debidamente para poder montarlo.

Ser consciente de nuestra propia conducta y distinguir entre el comportamiento natural y aprendido del caballo nos ayuda a prepararlo mejor para su uso habitual, disfrutar de una equitación más segura y al mismo tiempo mejorar su rendimiento deportivo..

John Lyons dice que deberíamos dejar nuestras emociones negativas en el guadarnés antes de ir a entrenar nuestro caballo ya que nuestro estado de ánimo influye directamente en su rendimiento.

Tabla del comportamiento natural del caballo y jinete:

[table id=1 /]

Es natural para el caballo tener miedo a objetos o situaciones extrañas. Ante la duda primero huye, después reflexiona

No sirve enfadarse con el caballo, es necesario aplicar una estrategia de adiestramiento para superar el problema

Y obtener el resultado deseado sin tener que forzar al caballo y ¡ambos! serenos y calmados

Lucy Rees dice que las personas deben dejar de portarse como monos primitivos que acaban de bajar del árbol de la evolución y emplear una forma más suave y sofisticada para relacionarse con los caballos.

Comportamientos domesticados, adiestrados y aprendidos del caballo:

  • No es natural para el caballo acercarse a nosotros cuando le vamos a buscar para trabajar o entrenar
  • No es natural para el caballo ceder al ramal o a las riendas y seguir hacia la dirección de la presión
  • No es natural para un caballo estar atado y quedarse inmóvil
  • No es natural para el caballo llevar el peso de un jinete sobre su dorso
  • No es natural para el caballo elevar la cruz y trasladar su peso hacia los posteriores para avanzar
  • No es natural para el caballo remeter los posteriores bajo la masa en vez de usar las manos y espaldas para avanzar hacia delante
  • No es natural para el caballo mantenerse en reunión durante demasiado tiempo, con la nuca alta, la frente en la vertical, cruz y dorso subido y remetiendo los posteriores
  • No es natural para un caballo asustado mantener la cabeza baja
  • No es natural para un caballo quedarse parado y mirar hacia un objeto que le asusta

Esas situaciones son ejemplos que nos recuerdan que muchos ejercicios básicos, aunque sean habituales en el manejo de nuestros caballos, no son nada naturales para ellos. Por eso precisan de una preparación planificada. Es imprescindible seguir un método didáctico en concordancia con la etológica equina para evitar tener que recurrir a la fuerza en el desbrave y no superar al caballo con falsas exigencias. Es el deber de cada propietario y jinete preparar su caballo adecuadamente para su vida en domesticación y su uso en la equitación.

Es normal que el caballo joven al principio se resista a las riendas. Hay que practicar hasta obtener la respuesta, solo con un ligero contacto.

About Author

Susanne Lenk

Certificada en Equitación Etológica
Técnico en Hípica II
Osteópata de caballos
info@escueladelcaballo.es
www.escueladelcaballo.es

Comments are closed.

X