¿Es tu silla perfectamente simétrica?

0

Antes de que digas con orgullo: “¡Sí, por supuesto! ¡Nunca tendría una silla asimétrica para mi caballo! considera esta segunda pregunta igualmente importante: ¿Es tu caballo perfectamente simétrico?

Una silla de montar bien ajustada, es decir, una que no causa dolor, movimientos limitados o incluso atrofia muscular, sigue la forma del caballo a lo largo de ambos lados de su columna vertebral. Pero de acuerdo con un nuevo estudio, la mayoría de los caballos tienen diferente forma en el lado izquierda y el derecho, en las espaldas y en los hombros, específicamente en ambos lados de la cruz.

«Los caballos que montan parecen ser generalmente asimétricos en su musculatura, con mayor volumen en el lado izquierdo», dijo Katrina Merkies, PhD, profesora asociada y asesora de la facultad para el programa de grado equino en la Universidad de Guelph, en Ontario, CanadáMerkies presentó los resultados del estudio de su grupo durante la 14ª Conferencia de la Sociedad Internacional para la Ciencia de la Equitación (ISES) en Roma, Italia .

«Tradicionalmente, las sillas se hacen y se ajustan, asumiendo que los caballos son simétricos», dijo. «Pero la mayoría de las veces, eso no es cierto, y conduce a un mal ajuste».

Las consecuencias de un mal ajuste son obvias, según Merkies. «Las cicatrices blancas que quedan después de una silla mal ajustada que se ha estado utilizando durante un largo período de tiempo, hinchándose alrededor de la cruz y el músculo trapecio, atrofia el el músculo dorsal ancho, línea de estrés que la silla de montar ha estado presionando. Todo esto son signos reveladores de los efectos de una silla de montar mal ajustada «, dijo.

Músculo dorsal ancho (latissimus dorsi)

La estudiante de Merkies, Julia Alebrand, inició un estudio grupal para investigar el nivel de simetría en torno a la cruz, la espalda y los hombros de más de 400 caballos. Los caballos representaban diferentes edades, razas y sexo, y sus jinetes eran diversos en cuanto a demografía, morfología y disciplina que practicaban. Utilizando la información recopilada de herramientas de medición específicas que pueden medir las diferentes formas del cuerpo, registraron ocho mediciones por caballo.

Los investigadores encontraron que, en general, los caballos tendían a tener más desarrollo muscular en el lado izquierdo que en el derecho. Si bien esto podría estar relacionado con la genética y la lateralidad natural, también podría tener que ver con la forma en que los humanos los montan y entrenan, explicó Merkies. “Dirigimos desde la izquierda; montamos a la izquierda ”, dijo, sugiriendo que esta combinación de entrenamiento y genética podría llevar a los caballos a preferir el lado izquierdo.

El equipo también encontró diferencias importantes en las formas de los dorsos en todas las razas. A veces, confirmaban lo que mucha gente ya sabe, como que los caballos de tiro que tienen la cruz más corta y los pura sangre que tienen la cruz más alta y huesuda. Pero también descubrieron tendencias menos conocidas, como que los árabes tienen la zona de soporte para la silla de montar más cortas que otras razas, o caballos de doma en niveles de adiestramiento de nivel superior y caballos de salto que tienden a pararse con el hombro izquierdo más adelantado que otros caballos.

«Los caballos más altos, con más de 1,65 cm, tenían diferencias únicas en su espalda y músculos de la cruz en comparación con otros caballos, mientras que la población de caballos de tamaño mediano tenían dorsos más desarrollados, probablemente porque la silla es demasiado larga para ellos y se extiende más allá de la silla de montar.», dijo Merkies.

Músculos de la cruz

Curiosamente, no se observaron efectos medibles de la demografía del jinete en ninguna de las medidas descriptivas, agregó.

Al reconocer esas asimetrías, los jinetes pueden aspirar a tener una silla bien ajustada para respetarlas, y  de esa formal, poder resolverlas.

«Es muy importante ajustar la silla al caballo», dijo Merkies. “El caballo es una combinación milagrosa de músculos, huesos, tendones y ligamentos, con una gracia, habilidad y agilidad que admiramos. Pero podemos comprometer todo eso con una silla de montar mal ajustada. Por el contrario, sin embargo, podemos fomentar un movimiento más simétrico liberando al caballo de una silla de montar que no se le ajusta bien y así conseguir  caballos más simétricos «.

Merkies dijo que ella recomienda siempre acudir a un profesional para que adapte la silla de montar correctamente. “Contrate un «saddle fitter» o «ajustador de sillas de montar» certificado para adaptar la silla de montar a tu caballo y asegúrate de revisarla regularmente. A medida que tu caballo cambia su musculatura a causa del ejercicio y el entrenamiento, habrá que irla reajustando».

La Dra. Katrina Merkies es la directora del Comité Organizador Local para la 15ª Conferencia Internacional de Ciencias de la Equitación, que tendrá lugar del 19 al 21 de agosto de 2019, organizada por la Universidad de Guelph, Ontario, Canadá.

Fuente: https://horsesandpeople.com

 

About Author

Eva Cano

Directora de Équisens
Especialista en comportamiento equino
Profesora de equitación equilibrada
Certificada EAGALA

Comments are closed.

X