Investigadores cuestionan el tradicional destete a los 6 meses

0

Seis meses es la edad en la que tradicionalmente se desteta al potro separándolo de su madre.

Puede parecer triste, sin embargo, es lo que todo el mundo hace. Es el primer momento en el que el potro intenta superar la ansiedad de perder al único ser vivo con el que ha estado realmente conectado.

Si alguna vez te has preguntado de dónde viene esa tradición del destete a los seis meses, no estás solo. Los investigadores franceses han decidido recientemente probar un enfoque diferente. En lugar del destete artificial (forzado) a los seis meses como marca la tradición, han observado los efectos del destete espontáneo, «natural» entre la yegua y el potro.

Dicen que los resultados de su estudio podrían cambiar la forma en que vemos el manejo del destete en las ganaderías.

“La relación yegua-potro no se trata solo de comida; los aspectos sociales también son importantes «, dijo Séverine Henry, PhD, profesora de comportamiento animal en la Universidad de Rennes, en Francia.

«Puede parecer poco práctico para algunos criadores permitir que los potros se desteten naturalmente de sus madres, pero vale la pena considerar los beneficios potenciales».

En su estudio, Henry y sus colegas investigadores observaron a 16 parejas de potros con sus madres en tres grupos de caballos islandeses en Islandia.

Los caballos pertenecían a un ganadero particular y a una escuela de equitación, pero deambulaban libremente por el campo como rebaños semi-salvajes. 

Descubrieron que la edad de destete variaba considerablemente de una pareja a otra, pero en promedio era de aproximadamente nueve meses de edad, según Henry.

Sorprendentemente, el potro no pareció disminuir gradualmente su succión antes del destete. «Todavía tenían aproximadamente la misma frecuencia de lactancia incluso dos semanas antes de destetarse», dijo. Mientras tanto, la yegua no se volvió más agresiva con el potro durante este período previo al destete.

«Realmente da la impresión de que es el potro quien decide dejar de mamar«, dijo Henry.

En las semanas posteriores al destete, los potros pasaron prácticamente el mismo tiempo cerca de sus madres como antes del destete, y permanecieron casi igual de cerca. «Parece que todavía necesitaban ese contacto social con ellas, y algunos lo necesitaban más que otros, manteniéndose más cerca durante más tiempo», dijo.

Ninguna de las yeguas perdió condición corporal durante el estudio, a pesar de estar embarazadas y amamantando al mismo tiempo, y a pesar de las duras condiciones invernales en el exterior, agregó Henry. Sin embargo, la naturaleza resistente de la raza islandesa podría contribuir a eso, agregó.

Hasta el momento, se han realizado muy pocos estudios de observación de yeguas que se les haya permitido destetar de forma natural, según Henry.

«Es realmente necesario contar con estos datos para que podamos entender en detalle lo que sucede en la relación yegua-potro, especialmente desde un punto de vista social, para considerar en qué podríamos estar interfiriendo cuando destetamos potros artificialmente a los seis meses». o incluso más jovenes «, dijo.

¿Sabías que … el tiempo de destete ha sido identificado como un punto crítico en el desarrollo de estereotipias orales como «tragar aire» y empiezan a manifestarlo dentro del primer mes tras el destete artificial?

El estudio no incluyó una comparación directa entre el destete artificial y el destete espontáneo y no se puede utilizar, en este momento, para proporcionar sugerencias concretas para los criadores. Sin embargo, es un primer paso para «abrir puertas» y considerar la posibilidad de permitir que yeguas y potros elijan su propio momento para el destete.

«Ahora tenemos más investigaciones científicas sobre el destete en los caballos y un mayor conocimiento (estudios previos) de algunos de los efectos del destete artificial, como los altos niveles de estrés y la introducción de mecanismos de afrontamiento como las estereotipias y, en este nuevo estudio, sobre la forma en que ocurre el destete natural «, dijo Henry. «En base a ese conocimiento, podemos comenzar a cuestionarnos sobre la pertinencia del destete artificial y precoz en los programas de cría equina, empezando por los criadores que cuentan con pocas yeguas reproductoras».

Fuente: horsesandpeople.com.au/

About Author

Eva Cano

Directora de Équisens
Especialista en comportamiento equino
Profesora de equitación equilibrada
Certificada EAGALA

Comments are closed.

X