¿Qué parásito es el «Gasterophilus spp»?

0

Seguramente te  habrás  fijado en unos huevecitos amarillos fijados al pelo de las extremidades anteriores de muchos caballos; también habrás podido observar como, sobretodo en verano, hay una mosca muy molesta revoloteando alrededor de las extremidades de los caballos y que muchos confunden con  una abeja por ser peluda y bastante grande. Ambos son indicios de la infestación por Gasterófilos, un parásito muy habitual en los caballos.

¿Qué es la gasterófilosis?

La gasterófilosis, también conocida como reznos del caballo, es una miasis primaria. Una enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca que afecta a los tejídos y órganos (incluyendo a los humanos) producida por la infestación de larvas de artrópodos del género Gasterophilus. Hay ocho especies conocidas de Gasterophilus, siete de las cuales  pueden causar infestación en el caballo. La más común es Gasterophilus intestinalis seguida por G. nasalis, las demás (G. haemorrhoidalis, G. inermis, G.nigricornis, G.pecorum y G.meridionalis) pueden infestar a équidos salvajes o de vida libre pero es muy poco habitual en caballos de deporte u ocio; mientras que una especie (G. ternicinctus) afecta  sólo a burros y cebras. 

¿Cómo se infestan los caballos?

Las moscas hembras depositan sus huevos en lugares diferentes del cuerpo del caballo en función de la especie. Las moscas G. intestinalis hembras (las más habituales) depositan sus huevos principalmente en los extremos distales de las patas delanteras, y ocasionalmente en las patas traseras y las regiones ventrales del abdomen. Las moscas hembras de G. nasalis, G. haemorrhoidalis, Gasterophilus inermis y Gasterophilus nigricornis los depositan fundamentalmente en la cabeza, en la zona submaxilar,  cerca de la boca. G. pecorum ponen sus huevos en la hierba y el heno. Los huevos depositados en las extremidades suelen eclosionar por el lamido de los caballos, los que se encuentran en la zona peribucal lo hacen espontáneamente. En todos los casos las larvas se introducen en la cavidad oral. Durante 21 días migran a través de la cavidad bucal y de  la lengua y se pueden encontrar en la zona periodontal de molares y premolares. Después de 4 semanas migran al estómago donde se prenden mediante los garfios bucales. G intestinalis se adhiere a la parte no glandular próxima al margo plicatus, mientras que G nasalis se localiza en el píloro. Antes de ser expulsada por las heces la larva alcanza el tercer estadío. Puede permanecer entre 8 y 10 meses dentro del caballo. Una vez al exterior se entierran en el suelo o permanecen en las pilas de estiércol transformándose en pupas en 1 a 2 meses. Pasarán entre 3 y 5 semanas hasta que se forme la mosca.  

La prevalencia e incidencia varían mucho de un lugar a otro La gasterofilosis muestra una clara estacionalidad ya que las moscas adultas vuelan y están activas sólo en los meses calientes de verano, que es cuando son infestivas. Las moscas adultas no se alimentan y viven sólo unas pocas semanas para reproducirse. Las hembras empiezan la búsqueda de hospedadores adecuados a las pocas horas tras la cópula, pudiendo recorrer distancias de varios kilómetros.

¿Cual es el daño que causan en el caballo?

Las moscas hembras durante la puesta pueden provocar irritación y conducir a un comportamiento anormal del caballo en un intento por evadirse de ellas. La fase oral de la infestación puede ocasionar inflamación y necrosis oral, gingival o lingual con los siguientes signos clínicos:

  • salivación excesiva
  • irritación de la lengua
  • agitación de la cabeza
  • problemas para masticar
  • pérdida de peso

Las larvas presentes en el tracto digestivo raspan los tejidos del hospedador para alimentarse causando ulceración e inflamación de la mucosa gástrica o intestinal. Las infestaciones masivas pueden causar graves trastornos digestivos incluyendo supuración gástrica intramural, reflujo gastroesofágico, ruptura gástrica,  perforación gastroduodenal, peritonitis y muerte sobre todo en los potros jóvenes. Los caballos adultos suelen adquirir un cierto nivel de inmunidad.

¿Cómo se diagnostica?

La observación directa de huevos en el pelo de los animales en zonas endémicas, la presencia de la mosca hembra, así como el hallazgo de larvas en las heces puede dar un diagnóstico presuntivo.  

¿Cómo se puede prevenir y controlar?

Esta miasis puede controlarse aplicando las siguientes medidas:

  • emplear insecticidas para evitar que las moscas adultas depositen los huevos en el caballo. 
  • si se ven huevos se deben eliminar con ayuda de un raspador o  cortar el pelo  antes de que puedan ser ingeridos por el caballo.
  • recoger y eliminar los excrementos con asiduidad.
  • tratar los animales afectados con antihelmínticos: ivermectina y moxidectina. Especialmente a finales del otoño cuando la actividad de la mosca adulta ha cesado. 

A tener en cuenta para proteger nuestra salud

La gasterofilosis es una zoonosis por lo que, aunque no es habitual, las personas nos podemos infestar.  Las moscas depositan los huevos de los que saldrán las larvas parásitas sólo sobre caballos o cerca de ellos; sin embargo, las personas en contacto con caballos nos podríamos infestar ocasionalmente con larvas o huevos próximos a la eclosión. Las larvas  pueden penetrar en la piel o en los ojos y causar miasis cutáneas u oculares con prurito severo.

About Author

Arreka

Servicio veterinario de análisis parasitarios
[email protected]
whatsapp 690 158 109

Comments are closed.

X