Disbiosis y el síndrome del intestino permeable

0

Cuando pensamos en problemas digestivos en caballos, lo primero que nos viene a la cabeza son los cólicos y las úlceras, pero ¿sabías que también se ha relacionado con el comportamiento, alergias, o incluso la resistencia a la insulina?

En este artículo nos centraremos en dos de las áreas que afectan el bienestar digestivo de tu caballo: la disbiosis y el síndrome del intestino permeable también conocido como leaky gut.

DISBIOSIS

Es un desequilibrio en el número y tipo (diversidad) de microrganismos de la microbiota (o flora). La disbiosis puede afectar a la digestión, absorción de nutrientes, producción de vitaminas y control de microorganismos dañinos, teniendo un efecto en la salud del individuo. 

Numerosos factores, entre ellos cambios en la dieta, estrés, uso de antibióticos o antiinflamatorios, exceso de almidón o azúcares, pueden influir en el delicado equilibrio microbiano y provocar por tanto una disbiosis.

Se cree que la inflamación sistémica es el principal desencadenante. La inflamación es una función esencial del cuerpo, pero debe disminuir cuando ya ha cumplido su función. Si esto no sucede, puede causar un cambio en la microbiota y dañar la barrera intestinal.

Cada caballo, al igual que cada persona, tiene un microbioma propio y único, que afecta a su metabolismo y comportamiento. Los científicos han notado que aquellos caballos que experimentan cambios de comportamiento, alergias o resistencia a la insulina, tienen un mayor grado de diferencias en su microbioma.

Alergias => Una disfunción del tracto gastrointestinal, puede causar una sobre activación del sistema inmune.

Comportamiento => Caballos que antes eran tranquilos pasan a ser más nerviosos, no les gusta que les toques o cepilles, o empiezan a hacer oreja más a menudo.

Resistencia a la Insulina => Los científicos están investigando si estas diferencias son el desencadenante de la resistencia a la insulina, o si por el contrario es la resistencia a la insulina la causa de las diferencias en la microflora del intestino.

Aquellos caballos que sufren de laminitis tienen un elevado número de microorganismos, pero no de los considerados beneficiosos. Por el contrario, tiene altos niveles de los considerados patógenos.

La mayoría de las bacterias beneficiosas son anaeróbicas. Lo que significan que no pueden sobrevivir en presencia de oxígeno. Cuando hay un desequilibrio en el intestino, estas bacterias anaeróbicas son las primeras en morir, lo que conduce a cólicos, diarreas, colitis (inflamación del ciego y el colon) o el síndrome del intestino permeable (leaky gut).

SÍNDROME DEL INTESTINO PERMEABLE

La barrera intestinal del caballo está formada por células epiteliales, los enterocitos. Entre estas células hay unas estructuras moleculares, las llamadas uniones estrechas (tight junctions), que las mantienen unidas. Este sistema evita la entrada de patógenos y toxinas al corriente sanguíneo. 

La inflamación del intestino conduce a la atrofia y encogimiento de los enterocitos, lo que causa que se liberen de las uniones estrechas. Esto permite que bacterias, toxinas y patógenos pasen a través de la barrera intestinal al corriente sanguíneo, desencadenando una inflamación sistémica, auto inmunidad, malabsorción y deficiencia de nutrientes.

Fuente: by BallenaBlanca – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=44534076

Aunque existen métodos para valorar la permeabilidad intestinal, son complejos y caros, para usarlos como test diagnóstico de forma habitual. Para confirmar el síndrome del intestino permeable, los veterinarios tienen que guiarse por los síntomas y el historial del caballo:

Síntomas

  • Alergias: al hacer un test de alergia aparecen positivos poco consistentes o en el límite. Los patógenos que cruzan hacia el corriente sanguíneo, causan reacciones alérgicas suaves a multitud de antígenos. En cambio, si un caballo es verdaderamente alérgico, dará positivos consistentes solo con algún antígeno en concreto.
  • Úlceras que no responden al tratamiento o reaparecen después de éste: el síndrome del intestino permeable provoca una actividad gástrica y una producción de ácido excesivas. Y hasta que éste no remite las úlceras no desaparecen.
  • Ultrasonidos que muestran un engrosamiento de la pared intestinal: Esto es un signo de que ya hay inflamación. En principio tendría que haberse tratado al caballo antes de llegar a este punto.

¿Qué caballos son susceptibles a sufrirlo?

La principal causa parece ser el estrés, tanto mental como ambiental (temperaturas altas, mucho tiempo estabulado, aislamiento, nivel alto de trabajo). Por eso las probabilidades aumentan en caballos en competición o importados, pero también están en riesgo aquellos con ansiedad, con cólicos recurrentes o después de haber sufrido un cólico, en tratamiento con antibióticos o antinflamatorios, caballos resistentes a la insulina o con síndrome metabólico equino.

SISTEMAS DEFENSIVOS DEL INTESTINO

El caballo tiene tres líneas de defensa para prevenir la permeabilidad del intestino:

  1. Una microbiota sana.
  2. Un pH constante, para cada tramo del intestino.
  3. Un recubrimiento intestinal impermeable y prieto.

¿Cómo podemos apoyar estos sistemas?

Principalmente alimentando a los caballos con una dieta alta en fibra fermentable (pasto, heno de calidad, pulpa de remolacha) y baja en almidón.

Nutrientes Beneficiosos:

  • Prebióticos y Probióticos: los prebióticos sirven de alimento a la flora beneficiosa, como ejemplo tenemos la pulpa de remolacha, paredes celulares de levaduras y psyllium. Los probióticos son levaduras o bacterias vivas que colonizan el sistema digestivo, potenciando la microflora existente. 
  • L-Glutamina: aminoácido no esencial, que interviene en la reparación y el crecimiento de las células epiteliales del intestino, lo enterocitos.
  • Vitamina E y C.: Antioxidantes, para la salud celular y la reparación de tejidos.
  • Treonina: aminoácido esencial, que se usa en grandes cantidades para sintetizar mucina (componente principal de la mucosa gástrica, que recubre y protege las paredes del intestino).
  • Zinc: interviene en la función estructural de las uniones estrechas y ayuda a la curación/reparación del recubrimiento intestinal.
  • Secuestrante de micotoxinas: atrapa las micotoxinas del alimento antes de que dañen el epitelio intestinal.
  • Butirato: ácido graso volátil. Se produce de forma natural con la fermentación de la fibra y es la fuente de energía preferido por los enterocitos.
  • Psyllium: Prebiótico que ayuda al colon a incrementar la producción de butirato.
Bibliografía:

Biddle AS, Tomb JF, Fran Z Microbiome and blood Analyte Differences Point to Community and Metabolic Signatures in Lean and Obese Horses. Front Vet Sci. 2018 Sept 20;225.

Stewart AS, Pratt-Phillips S, Gonzalez I.M. Alterations in Intestinal Permeability: The Role or the «Leaky Gut» in Health and Disease. J Equine Vet Sci. 2017;52:10-22. doi:10.1016/j.jevs.2017.02.009

Dr Bill Vandergrift, Leaky Gut Webinar

Faubladier C Chaucheyras-Durand F, da Veiga L, Julliand V. Effect of transportation on fecal bacterial communities and fermentative activities in horses: impact os Saccharomyces cerivisitae CNCM 1-1077 supplementation. J Anim Sci. 2013 Apr;91(4):1736-44.

Grimm P, Philippeau C, Julliand V Faecal parameters as biomarkers of the equine hindgut microbial ecosystem under dietary change. Animal. 2017 Jul;11(7):1136-1145.

Erin B. Venable, Kelby A. Fenton, Victoria M. Braner, Catriona E. Reddington, Michael J. Halpin, Sarah A. Heitz, Jesse M. Francis, Natalie A. Gulson, Cassandra L. Goyer, Stephanie D Bland, Tzu-Wen L. Cross, Hannah D. Holscher, Kelly S. Swanson, Effects of Feeding Managements on the Equine Cecal Microbiota, Journal of Equine Veterinary Science, 2017, V49 113-121

Anna Garber, Peter Hastie, Jo-Anne Murray, Factors Influencing Equine Gut Microbiota: Current Knowledge, Journal of Equine Veterinary Science, 2020, V88, 102943

Fuente: customequinenutrition.com

About Author

Rosa Conde Juncosa

Doctora en Nutrición Animal
Especialista en Équidos
Fundadora y propietaria de QK Equine Nutrition
[email protected]

Comments are closed.

X