Cuidados Básicos del Aparato Digestivo

0

Las enfermedades gastrointestinales constituyen un grupo vasto y diverso de patologías. Muchas de ellas son comunes y graves y afectan a caballos de todas las edades, razas y tipos. No obstante, los progresos alcanzados en las últimas décadas, en cuanto a su estudio y manejo, han logrado un incremento considerable en las tasas de éxito del tratamiento de estas  enfermedades.

El sistema gastrointestinal de los equinos es un sistema muy complejo, el cual está  predispuesto a sufrir numerosas causas de dolor abdominal, convirtiéndolo en uno de sus puntos débiles. Consta de un tubo muscular largo de unos 30 metros compuesto por esófago,  estómago, intestino delgado, ciego, colon mayor y colon menor. El esófago de un equino adulto es un tubo musculomembranoso de unos 125 a 150cm de longitud, que se origina dorsal a la faringe y a laringe y termina en el cardias del estómago. El estómago es de tamaño pequeño, con una capacidad entre 6 a 8 litros, y se encuentra situado en la parte dorsal de la cavidad abdominal. El intestino delgado de unos 21 metros, comienza en el píloro y termina en la curvatura menor del ciego y está dividido en 3 parte (duodeno, yeyuno e íleon). A  continuación, el ciego que tiene forma de una coma gigante de aproximadamente 1 metro de  largo y ubicado a la derecha del plano medio. El colon mayor de unos 4 metros de largo con múltiples flexuras y bandas. El colon menor es el tramo final de unos 3 metros y que conduce  hasta el recto, que tiene un pequeño diámetro. 

Las patologías más comunes por orden de incidencia, afectan en primer lugar al colon (impactaciones, desplazamientos, vólvulos y colitis); el segundo lugar lo ocupan las patologías de intestino delgado, tanto médicas como quirúrgicas (enteritis, obstrucciones totales y  parciales, intususcepciones, lesiones estrangulantes como atrapamientos en el foramen epiploico, lipomas pediculados, vólvulos, entre otros); el tercer y cuarto lugar lo ocupan las patologías de ciego y colon menor donde son frecuentes las impactaciones. 

El cólico, la pérdida de peso crónica, los síndromes de malabsorción, la diarrea aguda y crónica, las gastritis y úlceras gástricas son los principales problemas del tracto digestivo inferior, que  comprometen el bienestar y la salud de los caballos estabulados.

El aparato digestivo de los animales sanos está habitado por miles de millones de levaduras y bacterias saprófitas, cuya función es participar en la conversión de los alimentos en nutrientes. Además, son responsables de ocupar eficientemente el tracto digestivo para evitar el crecimiento de bacterias patógenas con las que compiten para ocupar ese espacio.  

Los caballos salvajes pastan libremente y así ingieren la flora microbiana en la cantidad y variedad necesarias para un óptimo funcionamiento del aparato digestivo. Se cree que los caballos domésticos en estabulación no ingieren con su alimentación normal suficiente cantidad de microorganismos para la necesaria renovación de la flora gastrointestinal,  provocando una disminución gradual de esta que puede ser la causa de patologías digestivas y/o una pobre respuesta del sistema inmunológico. 

La combinación sinérgica de probióticos y prebióticos, como Saccharomyces cerevisiae e Inulina, promueve el desarrollo de la flora intestinal, favoreciendo una óptima salud gastrointestinal. Ayudan a mantener un pH gastrointestinal óptimo, mejoran la digestión y absorción de nutrientes y potencian la inmunidad y la salud general. Se recomienda su uso en caso de riesgo o durante trastornos digestivos y su recuperación, como apoyo a las terapias veterinarias específicas en el tratamiento de cada patología. 

Las fórmulas a base de carbón activo de alta calidad, con alto poder adsorbente y quelante de toxinas se unen a las sustancias nocivas evitando que se absorban, para así ser evacuadas mediante el peristaltismo natural del sistema digestivo. El carbón activo genera una gran superficie de contacto a lo largo del sistema digestivo, formando un revestimiento protector ante sustancias nocivas ingeridas o producidas durante la digestión de los caballos, lo cual  favorece una óptima salud digestiva. 

Una buena alimentación junto con un entrenamiento y manejo adecuados son la clave para lograr una salud digestiva óptima en los caballos estabulados. Como siempre, el veterinario es el profesional más especializado para ayudarnos a crear un plan personalizado para cada  caballo. 

APTIMA® Biotic 

Combinación Sinérgica de Probióticos y Prebióticos en una Fórmula Altamente Palatable que Promueve el Desarrollo de la Flora Intestinal

  • Favorece una óptima salud gastrointestinal. 
  • Fórmula completa y equilibrada. 
  • Combinación sinérgica de probióticos y prebióticos: Saccharomyces cerevisiae e Inulina.
  • Ayuda a mantener un pH gastrointestinal óptimo. 
  • En caso de riesgo o durante trastornos digestivos y su recuperación. 
  • Potencia la inmunidad y la salud general. 
  • Mejora la digestión y absorción de nutrientes. 

APTIMA® Entero 

Carbón Activo de Alta Calidad en Jeringa Oral para una Óptima Salud Digestiva 

  • Fórmula a base de carbón activo de alta calidad. 
  • Con alto poder adsorbente y quelante de toxinas. 
  • Genera un revestimiento protector a lo largo del sistema digestivo. 
  • Favorece una óptima salud digestiva. 
  • Uso sencillo y práctico: jeringa oral para una administración más fácil. 
  • Administración limpia: presentación en pasta oral sin la suciedad que implica el uso de polvo.

Noelia Zamorano Lacalle, Veterinaria.

About Author

Vetnova

Empresa fundada por veterinarios y para veterinarios, dedicada a la Salud y Bienestar de los Animales de Compañía y de los Caballos

Comments are closed.

X