«Leg mover» y «back mover», ¿qué significa?

0

Los términos «leg mover» (el que se mueve con las piernas) y «back mover» (el que se mueve desde atrás) han aparecido en los últimos años en el mundo ecuestre. ¿Sabéis qué significan, cuáles son las diferencias entre ellos y si realmente es importante?

Definimos a un «leg mover» aquel caballo que eleva más el eje cabeza-cuello y mantiene el cuello más corto. A esto se le conoce como elevación absoluta y el resultado suele ser una caída de la espalda, pérdida de conexión entre las manos y los pies y una impulsión deficiente, ya que el caballo queda tenso y se resiste.

Un «leg mover» se caracteriza por llevar el cuello alto, ir tenso, mover la cola, un grado elevado de movimiento con las manos y los posteriores trabajan detrás en lugar de debajo del cuerpo del caballo. Las extremidades no funcionan de manera paralela, es decir, las manos se extienden y se elevan más que los posteriores, lo que resulta en un movimiento desunido.

Imagen de un «leg mover»: el ángulo de la mano interior es completamente diferente al ángulo del lateral posterior opuesto. Los pies se arrastran y la espalda está caída en lugar de levantada; el cuello es estrecho y la nariz está ligeramente por detrás de la vertical.
Fuente: Heuschmann, G. 2012, Ley de equilibrio: El caballo en el deporte: ¿un conflicto irreconciliable ?, J.A. Allen, Londres, p.97

Un caballo «back mover» avanza y usa todo su cuerpo correctamente: se trata de una elevación relativa. Este caballo avanza con un movimiento de balanceo y la posición de la cabeza y el cuello es adecuada. En este caso, la espalda está bien musculada y no se cae, y las extremidades están unidas y el ángulo es paralelo.

El movimiento es menos llamativo, pero, en realidad, el caballo está trabajando a nivel biomecánico de manera apropiada y no está tenso.

Imagen de un «back mover»: el ángulo de la mano es el mismo que el del pie opuesto diagonalmente.
Fuente: Heuschmann, G. 2012, Ley de equilibrio: El caballo en el deporte: ¿un conflicto irreconciliable?, J.A. Allen, Londres, p.79

Hay tres motivos principales por los que nos interesa contar con un caballo «back mover», es decir, que se mueva desde los posteriores:

  • Longevidad: Cuando el caballo no trabaja su cuerpo de manera segura y apropiada, la degeneración se produce a un ritmo más rápido, reduciendo su bienestar y su calidad de vida.
  • Ética: A un «leg mover» se le ha pedido que entrene más allá de sus capacidades físicas, por lo que el resultado es un caballo estresado y dolorido. En cambio, un «back mover» ha sido entrenado de forma gradual y tiene más confianza, fuerza y flexibilidad, por lo que es menos probable que padezca dolor o tensión.
  • Actitud: Un «leg mover» suele funcionar bien por miedo al dolor, pero, posiblemente, disfrutará menos del trabajo, al contrario que un «back mover», el cual tiene menos ansiedad en relación a las personas.

Fuente: Sacred Horse

[supsystic-price-table id=10]

About Author

Laura Ventura

Licenciada en periodismo
Master en RRPP y gabinetes de comunicación UAB
Redactora especializada en comunicación ecuestre.

Comments are closed.

X