¿Conoces la osteocondritis disecante en potros?

0

La Osteocondrosis es producida por una alteración y fallo en la osificación endocondral, producto de una disminución del aporte sanguíneo en áreas cartilaginosas, afectando al cartílago articular-epifisiario o a la placa de crecimiento metafisiario. Esta alteración o fracaso en la osificación conduce a pequeñas fisuras cartilaginosas con las consiguientes áreas de necrosis en los estratos basales de los cartílagos produciendo colgajos articulares cartilaginosos que se pueden desprender en la articulación formando ratones articulares llamándose en este momento Osteocondritis Disecante (OCD).  

Esta liberación de pequeños fragmentos articulares junto con las  consiguientes fisuras por la disminución del aporte sanguíneo y nutrición  del cartílago conlleva a una sinovitis y dolor articular como signo primario  en los potrillos pura sangre de carrera (S.P.C.).

La osificación endocondral es un proceso que ocurre a etapas muy  tempranas en los equinos siendo muy activo al nacimiento, dónde va  disminuyendo gradualmente hasta completar la osificación completa de la  fisis de los huesos largos, esto ocurre aproximadamente en los caballos a  los 24-26 meses, momento donde ya ha comenzado a desarrollar su  actividad deportiva y empieza a manifestar la signología clínica. Cuándo  este proceso se ve alterado y no sigue el patrón normal original, se  comienza a engrosar el cartílago en ciertas zonas donde no pasan a formar  hueso llevando a una posterior necrosis. Estas lesiones se han descrito en  las diferentes especies tanto en las fisis de los huesos largos como en las  superficies articulares, en los equinos en particular se localizan casi  exclusivamente en las superficies articulares. 

Medicina y Cirugía Equina Vol. 4 (Patrick Colahan y col. pág. 1113)
Adams Claudicaciones en el caballo (Ted S. Stashak y col. pág. 571)

Causas

Varios estudios desarrollados en equinos y seres humanos han  determinado que las causas que producen estas alteraciones en la  osificación con la consiguiente formación de OCD son multifactoriales siendo las principales:

  • Genéticas: hay estudios tanto en Europa como en Estados Unidos que  sugieren que hay componentes heredables responsables, algunos autores le atribuyen una mediana y alta heredabilidad a esta patología (25 %),  dónde las articulaciones del Tarso y Babilla fueron las que mayor  incidencia tendrían (85%). 
  • Rápido crecimiento: las razas de equinos precoces en su crecimiento como el pura sangre de carrera (S.P.C), son los más susceptibles a desarrollar este  problema sobre todo en el rango de 0 a 16 meses.  
  • Nutrición: la sobrenutrición o la administración de dietas ricas en hidratos de carbono predispone la aparición de OCD.  
  • Desequilibrios minerales: las deficiencias de Calcio, Fósforo y Cobre causan defectos en la maduración ósea. En varios estudios que se han  desarrollado en potrillos con OCD se asocia al cobre y sobre todo a su  deficiencia con esta patología. 
  • Alteraciones biomecánicas: el estrés mecánico en los potrillos cuando  comienzan a desarrollar sus actividades deportivas, junto con los signos  clínicos, es un claro indicativo de OCD, esto sería por la separación del  colgajo o fragmento cartilaginoso (ratón articular) libre, dentro de la  articulación.  
  • Zonas predisponentes: Las lesiones de Osteocondrosis generalmente se  desarrollan en las mismas áreas anatómicas. En la mayoría de los casos se  localizan en los márgenes de las articulaciones y generalmente son  bilaterales tanto en las articulaciones Femoro-tibio-rotulianas como en las  articulaciones del Tarso.

Signos clínicos y Diagnóstico

La Osteocondritis Disecante en la articulación femoro-rotuliana causa  efusión articular y una claudicación que puede variar según la intensidad  y desarrollo de la enfermedad. Anatómicamente el lugar dónde  generalmente se produce la mayor cantidad de estas lesiones es en la cresta troclear lateral de la articulación femoro-rotuliana

Efusión articular femoro-rotuliana (Adams Claudicaciones en el caballos)

Esta claudicación se manifiesta en los animales que han comenzado el  entrenamiento entre 1,5 a 2 años, siendo algunas veces leve, aunque es  común que frente a la flexión forzada del miembro posterior afectado de  positivo.

Radiografías

Dentro de las técnicas de diagnóstico que existen en la actualidad, los RX son los que brindan una información más precisa acerca de esta enfermedad tanto en el tamaño como en la ubicación del fragmento o ratón articular y  la superficie irregular en la articulación.

(RX Art. Femoro-tibio-rotuliana) (RX Art. del Tarso)  

Conclusión

Como conclusión final estamos frente a una enfermedad que  principalmente está relacionada con el manejo, en la actualidad este  manejo juega un papel fundamental para veterinarios, propietarios y  entrenadores tanto en el conocimiento, como en la búsqueda de nuevas  técnicas de diagnóstico. 

About Author

Julio Gesualdi Molinuevo

Médico Veterinario, Universidad Nacional de La Plata, Ciudad de La Plata (Buenos Aires)
“Especialización en Medicina Deportiva del equino”, Facultad de Ciencias Veterinarias U.B.A.
Hospital Equino del Litoral, Concordia (E. Ríos), Argentina

Comments are closed.

X