Adopta un mustang

0

En Estados Unidos han creado un servicio de adopción en línea, Wild Horses Online, para adoptar un mustang salvaje. El objetivo del programa es incentivar el cuidado y el bienestar de estos caballos, que muchas veces se ven con grandes dificultades para encontrar agua y comida.

Wild Horses Online funciona como una web de contactos online: los amantes de los caballos que quieran adoptar un mustang salvaje del oeste de los Estados Unidos pueden escoger el género, la capa y la edad del caballo. Además, el perfil especifica si el caballo en cuestión es salvaje o ha tenido cierto entrenamiento o contacto con las personas. La Oficina Federal realiza el pago de 1.000 dólares a todos aquellos que formen parte del programa y se responsabilicen de un ejemplar, como incentivo a mejorar la calidad de vida de los mustang salvajes, los cuales suelen tener dificultades para acceder a los pastos y al agua. El programa es el primer incentivo de este tipo que la Oficina de Administración de Tierras ha ofrecido desde que la Ley de Burros y Caballos de Raza Libre de 1971 detalló los deberes de la agencia como la custodia legal de caballos salvajes y burros en los Estados Unidos.

Anteriormente, los ciudadanos de los Estados Unidos adoptaban un mustang salvaje pagando 125 dólares; en cambio, ahora el gobierno les ofrece una ayuda de 500 dólares por adelantado y 500 más una vez prueban que han sido responsables del animal durante un año. Según la administración pública, más de 66.000 caballos salvajes y unos 15.000 burros vagan por 10 estados, mientras que el nivel ideal para ambas poblaciones combinadas sería de alrededor de 27.000 ejemplares. El desafío para el gobierno es equilibrar la población de estos animales con los recursos disponibles en terrenos tanto públicos como privados, ya que se han encontrado caballos divagando por carreteras o buscando comida en los jardines, o se encuentran en los campos, demacrados y muriendo de sed.

Para controlar la población, se opta por moverlos: desde julio hasta febrero, los helicópteros persiguen a los caballos salvajes en corrales y otras instalaciones donde se pueden poner en adopción o vender. En 2018, más de 11.000 caballos y burros fueron retirados de suelo público. De todas formas, algunos colectivos se han mostrado contrarios a este método, por miedo a que los caballos salvajes puedan terminar en mataderos en el extranjero. El grupo de defensa American Wild Horse Campaign critica el nuevo programa de adopción y considera que se debería optar por otras medidas de control de la población, como el control de la fertilidad. Ya se habían probado otros métodos, como la administración de vacunas anticonceptivas a las yeguas, pero los efectos de la medicación duran de un año a 18 meses.

El gobierno se ha centrado en incentivos como la capacitación. Junto con la fundación sin ánimo de lucro Mustang Heritage, los entrenadores tienen unos 100 días para convertir un mustang salvaje en un caballo domado. Además, los mustang salvajes también se utilizan en algunas prisiones federales en programas de rehabilitación.

Para los propietarios, los mustangs tienen un coste menor que otras razas y son animales muy resistentes. Los caballos adoptados tienen las vacunas al día, pero la atención veterinaria anual podría costar alrededor de 300 dólares.

 

About Author

Laura Ventura

Licenciada en periodismo
Master en RRPP y gabinetes de comunicación UAB
Redactora especializada en comunicación ecuestre.

Comments are closed.

X